Mi tiempo libre me gusta disfrutarlo facilitando  los talleres que se imparten en el Icat a.c. las sesiones de Consejería y  los eventos en los cuales participa el ICAT.

Saber que la información que se trasmite a cada participante en un taller, le da a cada persona la oportunidad de conocerse y aceptar a los demás, me motiva para seguir contribuyendo en esta tarea de difundir el análisis de temperamento y sus variantes. El análisis de temperamento es una herramienta que nos ayuda hacer cambios en nuestra vida, porque nos concientizar. define nuestras habilidades y debilidades, y por ende nos ubica en el mundo.”

“Un día me di cuenta que necesitaba llenar mi vida de algo más que de trabajo y responsabilidades, que cada individuo tiene una historia de vida y esa historia se traduce en aprendizaje y que el compartir nuestras vivencias puede ayudar a otros y entender a los demás, y entonces pensé: lo quiero hacer!!, quiero compartir lo que soy, quiero ayudar, como? no sé!! pero quiero aprender, quiero contribuir en algo, y en respuesta a este pensamiento recibí un regalo: “la invitación a formar parte del proyecto ICAT”.